¡soy libre!

decís que no soy cínico, ¿no?


ooh, ¡sí, por fin! aunque sé que dentro de unos días lloraré porque echo de menos mi oficina, también sé lo feliz que seré al no tener que andar una hora entre ir y volver del trabajo, al no tener que llamar a morosos y, sobre todo, después de dormir las mil horas que pienso dormir esta noche.

pero bueno, como podréis imaginar, no todo ha sido malo en este mes de trabajo; siempre hay anécdotas divertidas, como la de mi supuesta tía maría rosa o la de la pareja de ingleses que vino la semana pasada. aún así, lo que más me ha marcado este año han sido cosas especialmente negativas, como las cientos de llamadas que he tenido que hacer a morosos, la triste visita de cristina y, especialmente, el sorprendente y vergonzoso caso de la señora remei -de la que, por cierto, tengo el teléfono. quizá un día la llame y le pregunte qué tal acabó el tema...-.

así pues, otro año más, doy por conclusa otra breve pero intensa etapa de mi vida. en este mismo instante, uncool like orange deja de ser el blog de un oficinista quejica para convertirse en el de un universitario quejica, ya que dentro de tres días empiezan los exámenes de recuperación, y dentro de unas semanas... ¡el nuevo curso! qué ganitas tengo de volver a la alocada vida universitaria; no os podéis ni hacer una idea...

2 comentarios:

Señor Werty | 1/9/09 12:28

Pues se me ponga a estudiar y no se despiste con Dexter y LOST que nos conocemos eeeeeeeh

sau2

El Sombrerero Loco | 1/9/09 14:13

Disfruta y estira esa vida de studiante toooooooooooooooodo lo que puedas :D